Cómo Aprender Inglés Básico en 10 semanas con solo 3 pasos

Esther

Más cerca de los 40 que de los 30 he sido profesora de inglés desde que descubrí que enseñar es mi pasión. Cada día disfruto más aprendiendo y compartiendo.

A ver si te suena esta historia. Un día decides que es hora de afrontar el reto de aprender inglés. No es la primera vez. De hecho ya ni recuerdas los intentos que llevas.

Puede que tengas un cierto nivel, ya que has estudiado inglés toda tu vida. Primero en el colegio. Después en el instituto. Puede que incluso en la universidad.

Seguro que estuviste apuntado en alguna academia de inglés un tiempo.

Comienzas con ímpetu, dispuesto a dedicar un buen número de horas al estudio del inglés. El primer día no paras. Estás de subidón. El segundo ya no le puedes dedicar tanto tiempo.

El entusiasmo inicial ha descendido.

Tras la primera semana ya has desistido. O si no has desistido ya comienzas a ver que vas a volver a fracasar.

Y además tienes la sensación, o la certeza, de no haber aprendido nada.

Esto tiene una solución bien sencilla que te explicaré más adelante. Solo con 3 pasos podrás solucionarlo. 

Qué es un nivel básico de inglés

Esto siempre es discutible y de hecho hay numerosas clasificaciones de nivel de un idioma. Todas con sus puntos fuertes y débiles.

Como no hay forma de ponerse de acuerdo, voy a dar mi propia definición:

Para mí, se supera el nivel básico de inglés cuando a partir de ese momento la persona comienza a avanzar realmente con el idioma. 

No te equivoques. Es la fase más difícil y donde más gente se queda.

No es exclusivo del aprendizaje del inglés o los idiomas, en realidad es común a cualquier área de conocimiento o habilidad. Los primeros pasos, la base, es donde más gente fracasa. Es un abismo.

A partir de ahí, los que pasan, tendrán un mayor o menor nivel dependiendo de otras muchas variables. Pero les separa un mundo de los principiantes.

No importa si hablamos de inglés, de tocar el piano o de jugar a tenis.

Es como cuando aprendemos a montar en bicicleta. Lo más difícil es adquirir el equilibrio, una vez superado ese punto iremos mejor o peor en bicicleta pero sabremos montar en ella.

Cómo vamos a Aprender Inglés Rápido en solo 10 semanas

Ahora las buenas noticias. Es muy fácil superar el nivel básico en inglés si se afronta de la manera correcta. De hecho, puede que cuando te cuente los pasos no puedas creer que sea tan simple.

Pero lo es.

Solo tienes que seguir los 3 pasos y verás los resultados. Durante 10 semanas.

Vamos a resumir los 3 puntos a seguir y después los detallaré paso a paso.

1. Dedica cada día 15 minutos al inglés.

2. Compagina la lectura, el oído y la gramática.

3. Piensa en inglés.

Tres pasos. Simples, que cualquiera puede realizar y que no requieren un compromiso por encima de nuestra posibilidades.

La historia de Carlos y lo que aprendí

Un día, uno de mis alumnos en el curso de inglés básico para principiantes me escribió:

Me llamo Carlos Bravo y estoy apuntado en el curso de inglés básico A1. Te escribo porque estoy muy frustrado. Te explico. Tengo 36 años y me apunte al curso de inglés porque tengo la sensación de estar por detrás de mis compañeros de trabajo debido a mi nula capacidad con el inglés.

Trabajo en un departamento de recursos humanos y tengo la sensación que no saber inglés, más pronto que tarde, me va a suponer perder oportunidades profesionales. Además de la inseguridad que me supone ser la persona con menos nivel de todos mis compañeros.

El caso es que en realidad llevo muchos años estudiando inglés. Pero nunca paso de lo básico. Que si las horas, días de la semana, colores, las 4 frases básicas…en fin que no avanzo.

Cuando comencé el curso, estaba muy motivado. Decidí que le dedicaría varias horas al día, y así lo hice durante los primeros 3 días. Luego me fue imposible seguir el ritmo, y ahora hace 20 días que ni entro en el curso.

Estoy muy frustrado. Será que no valgo para los idiomas?

Siento el “ladrillo” podrías darme algún consejo de cómo superar esto…

Gracias

Carlos.

Carlos me hizo pensar. Comencé a repasar, mentalmente, los alumnos que a lo largo de mis años como profesora habían abandonado en una fase inicial del aprendizaje.

Me di cuenta que es, sin duda, la fase donde más gente abandona. Y de la forma más rápida.

Algo fallaba.

Rápidamente me puse en contacto con Carlos y hablamos de cuales habían sido sus experiencias con el inglés, sus motivaciones, y sus dificultades.

Había estudiado inglés en el colegio, el instituto y la universidad. Pero solo se dedicaba a superar exámenes.

Cada vez que volvía con el inglés lo hacía prácticamente desde el principio, un claro indicador de que nunca había superado el nivel básico.

Carlos era un tipo inteligente, con una carrera profesional dentro del ámbito de los recursos humanos que no le había ido nada mal. Así que había que descartar la famosa frase de “yo no valgo para el inglés”.

A partir de las conversaciones, y de la experiencia que ya había acumulado con alumnos de nivel básico, creé estos tres “pasos” para ayudar a Carlos a superar ese nivel básico, el cual nunca conseguía dejar atrás.

Por suerte Carlos, estaba receptivo a probar algo diferente.

Como paso previo tuve que quitarle de la cabeza que tuviese algún handicap especial que le impidiese aprender inglés.

Cualquier persona puede aprender inglés. Cualquiera. No importa la edad. No importa lo inteligente que creas ser o no ser. No importa los estudios que tengas. Todo el mundo puede.

Resultados de este método

Carlos hizo suya la propuesta. En 10 semanas había superado el nivel básico. Siguió, ya solo, aprendiendo inglés, en 6 meses tenía un nivel intermedio.

Entendía la mayoría de conversaciones que se pueden tener en un entorno profesional no nativo.

Podía leer documentos técnicos en inglés, con limitaciones y con un diccionario cerca, y ya había comenzado a soltarse con el speaking.

Carlos había superado el nivel básico de inglés. A partir de ahí, su interés, esfuerzo y dedicación marcarían el nivel que podría alcanzar.

Pero ya no volverá nunca más al nivel básico.

En solo 10 semanas.

Carlos me escribió con sus impresiones.

Es increíble lo sencillo que fue superar algo que me había supuesto tantos problemas y frustraciones a lo largo de mi vida adulta. Definitivamente estudiar 15 minutos cada día fue un acierto. Impedía que tirase la toalla, como había hecho tantas otras veces, y también me impedía agotarme. Era como si no estuviese estudiando.

Ahora me doy cuenta, a veces las cosas sencillas son las más complicadas de ver, del error de querer dedicarle tanto tiempo al aprendizaje.

Paso #1: Dedica cada día 15 minutos al inglés.

Esto es contraintuitivo. Lo sé.

Mucha gente recomienda inmersiones donde estés todo el día rodeado con el inglés. Forzando el aprendizaje, casi por supervivencia. Por pura adaptación.

Voy a ser clara. Eso funciona. Pero solo en determinados contextos y para determinada gente.

El problema es que la mayoría de personas no cumple los requisitos. Ni podemos estar todo el día rodeados de inglés, ni tenemos el tiempo, y sobre todo, no tenemos la capacidad de sacrificio necesaria. O bien, el premio, aprender inglés, no merece semejante esfuerzo.

Ok. Pero pasar de una inmersión total a 15 minutos es un poco… Drástico?

El principal error de un estudiante, de lo que sea, es querer aprender de golpe. Estar dispuesto a hacer un gran esfuerzo pero durante un periodo corto de tiempo.

Aquí esta el problema.

Los estudios científicos realizados sobre la atención demuestran que solo podemos estar activamente concentrados durante 15-20 minutos. Después de ese tiempo la concentración cae en picado.

El inglés requiere de mucho tiempo. No una semana o dos. Por lo tanto debemos distribuir el esfuerzo limitando el tiempo de aprendizaje diario.

Pongamos un símil.

Imagina que debemos caminar 500Km. No importa si tardamos un día o cien.

Algunas personas propondrían realizar 10 etapas de 50 km cada día. Seguro que habría gente capaz de cumplir el reto. Pero la mayoría acabaría desistiendo.

Quizá el primer día o quizá el tercero. Pero muchos abandonarían agotados, doloridos o frustrados.

Sin embargo, casi todas las personas podrían cumplir si se pusiesen un objetivo más realista. Por ejemplo andar 10 km cada día.

Sí, tardarían 50 días. Pero llegarían.

Ya sé, me dirás que tú le puedes dedicar 1 hora al día. Que tampoco es tanto. En realidad una hora al día es mucho. Muchísimo tiempo.

Y que en cuanto puedas encontrarás una buena excusa para comenzar a saltarte ese tiempo.

Y comienza muy rápido. Antes de una semana.

Es tentador creer que nosotros formaremos parte de la excepción. Pero siendo realista, si estas leyendo esto es altamente probable que no lo seas.

15 minutos. Cada día, sin excusas. Todos tenemos 15 minutos libres. Sin importar si estás muy ocupado, si llueve, si es festivo. 15 minutos.

No vale saltarse un día y hacer el doble el siguiente. No.

Perseverancia, son solo 15 minutos precisamente porque es una de las cualidades más difíciles de mantener hoy en día, ante las responsabilidades, estímulos y nuestra natural procrastinación.

Al principio te parecerá muy poco tiempo.

Pero a medida que pasen los días, y cumplas, te sorprenderá el efecto que tiene estudiar inglés cada día. Nuestro cerebro aprende mucho mejor en pequeñas pero constantes dosis que en atracones.

Cualquier persona aprenderá, asimilará, y disfrutará más de hacer 8 horas de inglés repartidas en 15 minutos cada día, lo que son 24 días. Que hacer 8 horas en un solo día. O dos días de 4 horas.

Los estudiantes lo saben bien. Cuando fuerzan para aprobar un examen en los últimos días, y al cabo de una semana han olvidado todo lo que estudiaron.

Sin embargo aquellos que estudian un poco cada día, asimilan el conocimiento. Su cerebro puede ir jugando con esa información, comprendiéndola, en definitiva aprendiendo.

Resumen:

  • Dedica 15 minutos cada día. La perseverancia es la clave. No aumentes el tiempo.
  • Aprendemos y asimilamos el conocimiento mejor en dosis pequeñas pero constantes.
  • Evitamos la frustración y el abandono a través de un compromiso de tiempo aceptable.

Paso #2: Compagina la lectura, el oido y la gramática.

Actualmente es habitual decirle a los estudiantes que hablen desde el primer día. Qué hablando se aprende un idioma.

Igual que los niños.

Siento decir que esto no es cierto. Los niños, principalmente, aprende el idioma por el oído.

Otro mito, es que los niños aprenden rápido. Seamos claros. Un niño tarda años en aprender su lengua nativa. Es un proceso largo y complejo.

Ningún adulto puede imitar eso.

Pero es que además ¿Cómo vas a hablar cuando estas aprendiendo lo más básico?

Esto solo genera frustración. Los adultos cuando aprendemos debemos vigilar la frustración y las expectativas exageradas.

No puedes pretender mantener conversaciones con nativos después de dos meses de aprendizaje. Ese listón va a provocar muchos abandonos.

Que alguien lo consiga, no quiere decir que sea la norma.

Antes de correr, hay que andar, y antes gatear.

Una persona en el nivel básico debe desarrollar las bases para posteriormente comenzar a hablar. Y ya que somos adultos aprendiendo un idioma que no es el nuestro debemos utilizar las herramientas, o las ventajas, de ser adulto.

Leer, escuchar y estudiar. Pero no de cualquier manera.

Todos hemos escuchado canciones en inglés y eso no ha desarrollado nuestra capacidad con el idioma mágicamente.

Los cursos siguen siendo la mejor herramienta para acelerar el aprendizaje. En ellos tenemos las tres patas.

Por supuesto puedes hacerlo por tu cuenta. Pero deberás encontrar materiales adecuados a tu nivel. Es decir básicos.

No sirve ver tu serie favorita subtitulada. No te va a ayudar.

Entonces ¿Qué debemos hacer?

#Aprendizaje Activo

Olvídate de aprender pasivamente. Olvida películas o series subtituladas. Olvida la música como fuente de aprendizaje. Pueden servir para gente en niveles más altos.

Pero eres un principiante.

Todo el tiempo deberemos aplicar un esfuerzo activo en el aprendizaje.

#Chunking Learning aplicado al inglés

Otro de los errores habituales en el aprendizaje del inglés es memorizar, o intentarlo, palabras y verbos.

Esto es muy poco efectivo. ¿Por qué? Porque las personas no aprendemos de esa forma.

Aprendemos a “trozos”. En esto consiste el chunking learning. Este concepto ha sido desarrollado por científicos cognitivos. Puedes ver en qué consiste este concepto en este video:

 

Aplicado al aprendizaje de un idioma, consistiría no en aprender listas de palabras o verbos.

En lugar de ello, aprenderemos construcciones completas con significado.

No vamos a pararnos a aprender verbos como To wake. Aprenderemos frases con información tal y como: I wake up at seven o’clock. 

Porque nuestro cerebro recuerda la segunda frase mucho mejor que la palabra o verbo suelto. Porque el contexto es muy importante para nuestra memoria.

Si quieres hacer la prueba coge 20 palabras en inglés, obviamente que no conozcas, memoriza su significado. Y mañana prueba a ver cuáles recuerdas.

En cambio, crea 20 frases con significado para ti. Es decir, coge la frase y hazla tuya. Si te despiertas cada día a las 8 adapta la frase anterior.

Si coges el autobús todos los días usa la frase: “I go by bus every day”.

Adapta las frases. Y verás si las recuerdas.

No importa que no conozcas el significado de cada palabra de la frase que utilices. No importa si no sabes por qué se utiliza tal o cual preposición.

No importa. Porque la realidad es que estas transmitiendo una información, básica sí, pero completa y con significado. Y en eso consiste aprender un idioma.

Ya nos preocuparemos por las preposiciones cuando dominemos un poco el idioma.

Chunking learning. Recuerda. Frases con información completa.

Olvida los tiempos verbales. No importa si alguna palabra, o muchas, de la frase no sabes que significan.

Importa que entiendas el significado completo de la frase. El chunk de información básica.

Y que lo sepas identificar. Así si utilizamos la expresión “what’s going on?” como saludo coloquial. Es importante que sepamos identificarla al leerla pero también al escucharla.

#Clusterización

Un cluster no es más que un cúmulo o agrupación.

Utilizaremos esta idea para agrupar conocimiento. Esto se entiende fácilmente con un ejemplo.

Los saludos. En inglés, como pasa en español, hay muchas formas de saludar.

Es sorprendente, pero muchas veces al aprender inglés la gente se aprende una forma de saludo. Que puede ser Hi o Hello, Good Morning o similar.

Así que cuando las conversaciones comienzan con un “what’s going on” ya nos hemos perdido.

Cuando aprendamos saludos, intentemos enriquecer la variación tanto como podamos.

  • Hey
  • Hey man
  • How’s it going?
  • How are you doing?
  • What’s up?
  • What’s new?
  • What’s going on?
  • How are things?
  • How’s everything?
  • How’s your day going?
  • How do you do?
  • Howdy
  • etc

Hay muchísimos saludos en inglés. Como en español. Todos son frases que vienen a abrir una conversación. Tales como: Ey, Cómo estas?, Qué tal todo?, Cómo va todo?, Cómo va el día?, qué tal estas?, qué pasa?…

Más importante que saber el significado concreto de cada palabra, es entender que son saludos. Ser capaz de asimilarlos sin plantearse el significado de cada palabra.

No te pares a mirar que hace la palabra “UP” en ese saludo. Porque si miras el diccionario aparece: Hasta, Arriba, Para Arriba. De locos.

Olvida la conjugación verbal. Qué más da si en alguno aparece el presente continuo o en otro se usa el verbo auxiliar DO.

Son saludos. Sirven para eso.

Hazlo simple.

#Escuchar inglés

Hay que escuchar inglés. Para aprender inglés se necesita entrenar el oido.

¿Por qué nos cuesta tanto entender el inglés? Está es una pregunta clásica.

La respuesta rápida es porque tiene casi el doble de fonemas que el español. 24 vs 44. Eso implica una cantidad de sonidos que nos cuesta tanto pronunciar como entender.

Voy a ser clara. Para mí, la clave de aprender inglés se encuentra en entenderlo cuando lo hablan. Es muy difícil que alguien que entiende el inglés no acabe hablando relativamente bien y con cierta fluidez.

En general, el hispanohablante tiene muchas menos dificultades en leer inglés que en entender el inglés hablado.

Por lo tanto, debemos desarrollar la capacidad de entender el inglés hablado.

¿Cómo?

Escuchando inglés. Pero no cualquier cosa vale.

Personalmente creo que lo mejor es un inglés expresado claramente y con una cadencia lenta o moderada.

Evitando diálogo enlatados. Por suerte hoy día, hay muchos recursos gracias a internet que tienen estas características. Podcast, videos de youtube…

Evita series, programas de tv, canciones, etc. En general cualquier cosa que sea para nativos. Eso está totalmente fuera de tu alcance como principiante.

#Gramática

Pues sí. La gramática no es solo importante. Es que te va a ayudar a avanzar mucho más rápido.

La gramática ha de formar parte del aprendizaje básico. El problemas es cuando queremos aprender inglés solo con la gramática.

Hay que quedarse con las bases fundamentales de la gramática. Los pronombres personales, yo, tú, él.. Los adverbios de comparación… Hard, harder, hardest… Expresiones adverbiales como as soon as… Etc.

Pero siguiendo lo comentado anteriormente. Siempre con un contexto que nos ayude a su compresión, y con significado.

De esta forma, la gramática no es solo fácil de entender es que es muy útil.

Resumen:

  • Realiza aprendizaje activo. Actividades pasivas como escuchar música o ver películas en VOSE no sirve.
  • Utiliza el Chuncking Learning como herramienta de aprendizaje. Es mucho más eficiente y rápido que métodos clásicos.
  • Estudiaremos bajo la premisa de la “clausterizacion” del idioma.
  • Escuchar inglés es fundamental para aprender inglés. Es la principal dificultad de los hispanohablantes.
  • La Gramática nos ayudará a ir más rápido en este proceso.

Paso #3: Piensa en Inglés

Y el último paso.

Cuando aprendemos un idioma de adultos tendemos a traducir. Pensamos y construimos la frase en español y posteriormente la intentamos traducir al inglés.

Esto complica el aprendizaje de un idioma.

Las frases que puedes construir en tu idioma nativo son complejas, ricas en vocabulario y difíciles de traducir. Con conjugaciones verbales enrevesadas.

Y con el uso de lenguaje coloquial o culto, muy difícil de traducir para un principiante.

¿Qué hacer entonces?

Pensar en inglés.

La estructura de un idioma es única

Tendemos a olvidar cuando aprendemos un idioma que estamos aprendiendo no solo unas reglas de comunicación y unas palabras. Estamos adquiriendo una nueva forma de ver el mundo.

Cada idioma es el reflejo de una cultura.

Si esto no fuera así, aprender otro idioma consistiría en saber las palabras y la traducción sería una cuestión muy sencilla. Pero sabemos que esto no es así.

Pero ¿Cómo lo hacemos? Solo somos principiantes e igual que no podemos hablar porque nos faltan herramientas ¿Cómo vamos a pensar en inglés?

#El dialogo interno

No, no estamos hablando de psicología. Es algo más prosaico.

Cuando vas en el autobús y estás pensando en las cosas que hoy tienes que hacer.

Cuando en el supermercado vas a comprar y estás dialogando contigo mismo sobre si comprar esas galletas de avena o mejor las de chocolate.

Vamos a utilizar esos momentos, es suficiente con unos minutos al día, para intercalar pensamientos en inglés.

Es cierto, hemos hecho una pequeña trampa. Puesto que el tiempo que dediquemos a estos pensamientos no contabilizan en esos 15 minutos diarios de estudio.

¿Por qué? Porque no estas esforzándote. Solo estas pensando. No hay que gestionar la frustración y la procrastinación que provocan el aprendizaje activo y focalizado.

¿No sería mejor hablar inglés en lugar de pensar inglés?

Sí. Pero hablar inglés genera problemas cuando no sabemos expresarnos. Vergüenza, bloqueo, frustración por incapacidad de mantener una conversación.

La comunicación exige una velocidad, y entran en juego variables que pueden hacernos fracasar en el aprendizaje.

En cambio, pensar interiormente es un escenario mucho más controlable. Donde podemos ir perfeccionando nuestras habilidades sin sentirnos juzgados, estúpidos o avergonzados.

#Cómo empezar a pensar en inglés

Como principiante no hay grandes pensamientos que podamos expresar en inglés. Es cierto.

Por eso la forma de comenzar es utilizando expresiones o frases escogidas en la fase activa, en esos 15 minutos.

No importa que sean frases simples, como los saludos, ya irás aumentando la complejidad a medida que vayas desarrollando esta técnica.

Comenzarás con muy poco tiempo, pero verás que rápidamente te verás capaz de ir expresando cada vez más ideas o conceptos.

Poco a poco. Sin prisa.

Recuerda que no importan los errores que cometas, nadie te esta escuchando. No importa entender las palabras, lo fundamental es la sentencia completa y su significado completo en el contexto.

#No traduzcas.

Las traducciones son el enemigo del principiante. ¿Por qué?

Porque es tentador construir una frase en nuestro idioma nativo y sustituirla palabra por palabra en inglés. Lo que nos lleva directos al fracaso.

Si quieres traducir, debes hacerlo con contexto y significado.

Si quieres utilizar un frase inglesa para decir que llueve a cántaros no puedes traducirla literalmente. Busca, una expresión similar en inglés “It’s raining cats and dogs” que si la traducimos literalmente sería está lloviendo gatos y perros.

No utilices la traducción palabra a palabra. Recuerda, usa frase con contexto y un significado. No te preocupes por no entender alguna palabra de la frase. En realidad como si no entiendes ninguna.

Si sabes que la frase It’s raining cats and dogs se utiliza cuando llueve mucho. Entiendes el contexto y el significado de la misma. No importa si no sabes que significa cat o dog… O ambas!

Resumen:

  • Pensar en inglés nos permite ir asimilando el inglés que desarrollamos en la fase activa diaria.
  • Utiliza el diálogo interno para usar el inglés adquirido.
  • Si estás empezando con el inglés y no tienes suficiente capacidad para expresarte, utiliza frases hechas y frases básicas con sentido. Como lo saludos.
  • No traduzcas palabra a palabra. Es un error habitual que no te ayudará a progresar con el inglés

Conclusión

Espero que está pequeña guía de cómo afrontar el aprendizaje del inglés básico te sirva para poder superar esta fase.

Una vez superada, lo que viene después es mucho más entretenido y en realidad muchos más fácil. Porque podrás adaptar el aprendizaje del inglés a tus intereses.

Y no hay nada más motivador con un idioma que cuando comienzas a darte cuenta que puedes ir entendiendo cada vez más cosas.

No le tengas miedo al inglés. Todo el mundo puede aprenderlo.

 

16 comments

    1. Hola Fran,
      Realmente no importa el momento del día, siempre y cuando estés lo suficientemente descansado para poder focalizarte y realizar un aprendizaje activo durante esos 15 minutos.

  1. Lo del chucking learning ya lo había visto. No es lo de Barba Okaley “Como aprender a aprender”? Aunque no lo aplican específicamente al ingles o los idiomas. Por lo menos yo no lo he visto.

    1. Hola Natil,
      Sí, Barba Oakley y Terrence Sejnowski son dos de los profesores que más han impulsado el concepto. Ellos no lo aplican a los idiomas…lo aplican a todo!! 😉
      Aunque abarcan mucho más en “learning how to learn”.

  2. Algo debo hacer mal porque soy de los que siempre tiene que empezar de cero. Y no será porque no he probado métodos para aprender ingles. Y la pasta que me he dejado en academias de barrio.

  3. Yo estoy en el nivel A2, eso es un nivel basico o no? A mi me cuesta horrores ponerme. Así que cada vez que decido ponerme es una lucha..

    1. Hola Patri,

      Pues es un poco lo que comento en el artículo. Ponte a estudiar, pero hazlo de una forma que sea eficaz. Es más fácil de lo que parece. Siempre hay que vigilar la motivación y las expectativas. Pero a través del método que comento resulta mucho más sencillo. Lo demás vienen rodado.

  4. Yo quiero ir un tiempo a Inglaterra para aprender de golpe. Soy de los que se tiraban a la piscina sin pasar por la ducha jeje. No me veo estudiando ingles tanto tiempo. Y por otro lado es la mejor manera de aprender ingles gratis. Aunque también es verdad que me han dicho que hay que ir evitando a los hispanohablantes si quieres que sirva de algo . No?

    1. Hola Clarinete veloz,
      Ir a cualquier país de habla inglesa es una oportunidad para mejorar rápidamente. Pero claro, no sirve de nada si vas a Inglaterra y te comunicas solo con españoles. Algo muy habitual en los ingleses que vienen a España, por cierto.

  5. Estoy harto de no aprender ingles, soy de los que ha empezado mil veces a estudiarlo. Me siento tan identificado con el articulo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *